Djokovic jugará el Abierto de Australia sin estar vacunado

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Hace algunas semanas, su padre había acusado de «chantaje» al Gobierno de Australia, por exigir el certificado de vacunación para ingresar a disputar el primer Grand Slam de la temporada.

El tenista serbio Novak Djokovic, número 1 del ránking mundial, quedó este martes envuelto en una profunda polémica mundial, luego de reconocer que recibió un «permiso de exención» para ingresar a Australia a disputar el primer Grand Slam de la temporada, por no estar vacunado contra el Covid-19.

«Feliz año nuevo a todos! Deseándoles salud, amor y felicidad en cada momento presente y que sientan amor y respeto hacia todos los seres de este maravilloso planeta. Pasé un tiempo fantástico con mis seres queridos durante las vacaciones y hoy me dirijo a Australia con un permiso de exención», publicó Djokovic, en su cuenta oficial de Instagram.

Desde hace varias semanas, los idas y vueltas sobre la participación de «Nole» en el Abierto de Australia habían generado incertidumbre, porque sabida su posición antivacuna, contrastaba con la obligatoriedad de presentar el certificado correspondiente para el ingreso a ese país oceánico, tal como marcan las leyes sanitarias actuales.

De hecho, hace algún tiempo atrás medios europeos especularon con que Djokovic había accedido a vacunarse contra el coronavirus, ya que encabezaba la lista de participantes del Abierto de Australia, el primer Grand Slam de la temporada de la ATP.

Anteriormente, la familia Djokovic se cruzó mediáticamente con las autoridades del Gobierno australiano por la obligatoriedad de estar vacunado para participar del certamen: fue el padre del tenista Srdjan Djokovic el que puso en duda la presencia de Novak al considerar esa acción como un «chantaje».

«No tiene nada que ver con chantaje sino con hacer que la comunidad de Victoria esté más protegida», respondió el ministro de Deportes de la citada región, Martin Pakula. 

«Si eres un tenista internacional o un deportista de cualquier tipo de visita en el país, se te dará la bienvenida en función de tu responsabilidad con la comunidad. Y por eso pedimos a las estrellas internacionales del tenis que cumplan con los mismos requisitos que los residentes de Victoria», agregó.

Lo cierto es que finalmente Djokovic, de 34 años, recibió un permiso de exención para poder estar en el Melbourne Park en busca de su décimo título en el Abierto de Australia, que sería su cuarto consecutivo y le permitiría convertirse en el máximo ganador de Grand Slam de la historia, superando al español Rafael Nadal (su máxima amenaza) y al suizo Roger Federer (no estará en Australia por lesión), con los que está igualado en 20.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja tu opinión